Métodos gráficos para espejos





Las propiedades de una imagen se pueden determinar mediante una serie de ecuaciones o mediante un sencillo método gráfico, que consiste en encontrar el punto de intersección de unos cuantos rayos que divergen de un punto del objeto y son reflejados por el espejo. Entonces, despreciando las aberraciones, todos los rayos provenientes de este punto y que inciden en el espejo se intersectarán en el mismo punto. Para esta construcción siempre escogemos un punto objeto que no esté en el eje óptico. En las siguientes figuras se muestran cuatro rayos que se pueden trazar fácilmente; se les conoce como rayos principales.

 

figura 29

 

figura 30

 

1. Un rayo paralelo al eje, después de reflejarse, pasa por el punto focal F de un espejo cóncavo o parece divergir del punto focal (virtual) de un espejo convexo.

2. Un rayo que pasa por el punto focal F o que se dirige hacia éste se refleja paralelamente al eje.

3. Un rayo a lo largo del radio que se acerque o se aleje del centro de curvatura C incide normalmente sobre la superficie y se refleja a lo largo de su trayectoria original.

4. Un rayo dirigido hacia el vértice V se refleja formando ángulos iguales con el eje óptico.

 

Ya que hemos encontrado la posición del punto imagen mediante la intersección de cualquiera dos de estos rayos principales, podemos trazar la trayectoria de cualquier otro rayo desde el punto objeto hasta el mismo punto imagen.

 

Estrategia para resolver problemas