Lentes Delgadas





El dispositivo óptico más utilizado después del espejo plano es la lente. Una lente es un sistema óptico que posee dos superficies refractoras. La lente más sencilla tiene dos superficies esféricas lo suficientemente cercana entre sí como para que se pueda despreciar la distancia entre ellas (el grueso de la lente); la llamamos lente delgada.

Un trozo de vidrio puede pulirse o esmerilarse convenientemente hasta presentar una superficie suave, frotándolo con una serie de polvos arenosos de tamaño de grano cada vez menor. Así, la naturaleza del proceso de pulido hace más fácil el proceso de fabricación de superficies esféricas. Una lente esférica está limitada por dos superficies esféricas de radio R1 y R2 cuyo espesor es d y el índice de refracción del mismo es n (figura 33). Una lente en aire puede analizarse como una combinación de dos superficies esféricas, la primera que separa el aire y el vidrio, y la segunda el vidrio y el aire.

 

figura 33

 

Se va a considerar sólo el caso de lentes delgadas que son aquéllas para las que el espesor d es despreciable frente a cada uno de sus radios de curvatura.